News

‘El problema de los 3 cuerpos’: la extraña trama de asesinato detrás de la serie

Lin Qi era un multimillonario con un sueño. El magnate de los videojuegos quería convertir una de las novelas de ciencia ficción más famosas de China, El problema de los tres cuerpos, en un éxito mundial. Había empezado a trabajar con Netflix y los creadores de la serie de HBO Juego de tronos para llevar la saga de la invasión alienígena al público internacional.

Pero Lin no vivió para ver el estreno de El problema de los 3 cuerpos en Netflix el mes pasado, que atrajo a millones de espectadores.

Murió envenenado en Shanghái en 2020, a la edad de 39 años, a manos de un colega descontento, en un asesinato que conmovió a los círculos tecnológicos y de videojuegos del país, donde había sido una destacada estrella en ascenso. Ese colega, Xu Yao, un antiguo ejecutivo de 43 años de la empresa de Lin, el mes pasado fue condenado a muerte por asesinato por un tribunal de Shanghái, que calificó sus acciones de “extremadamente despreciables”.

El tribunal ha hecho públicos pocos detalles concretos, pero el asesinato de Lin fue, a decir de un medio de comunicación chino, “tan extraño como una superproducción de Hollywood.” Los medios chinos, citando fuentes de su empresa y documentos judiciales, han descrito una historia de ambición y rivalidad empresarial con un toque macabro. Al parecer, Xu, marginado en el trabajo, se vengó con una planificación meticulosa, incluso probando venenos en pequeños animales en un laboratorio improvisado. (No solo mató al Lin, sino que también envenenó a su propio sustituto).

Lin había gastado millones de dólares en 2014 en la compra de derechos de autor y licencias relacionadas con el libro original chino de ciencia ficción, El problema de los tres cuerpos, y otros dos de una trilogía escrita por el autor chino Liu Cixin. El problema de los tres cuerpos cuenta la historia de un ingeniero, llamado por las autoridades chinas para investigar una oleada de suicidios de científicos, que descubre un complot extraterrestre. Lin quería crear una franquicia mundial de programas de televisión y películas similares a La guerra de las galaxias y centrada en las novelas.

Related Articles

Back to top button